viernes, 10 de marzo de 2017

La pintura como terapia


¡Kon'nichiwa Amig@s!Tengo que confesar que sí, yo también tengo un cuaderno para pintar mandalas. 
Y sí, es una forma de terapia porque relaja mucho. 

La verdad es que cualquier tipo de práctica artística me relaja muchísimo. Si estoy sola, me pongo música tranquila (preferiblemente Coldplay, últimamente el álbum Ghost Stories o cualquiera de Radiohead) y me sumerjo de tal manera que puedo pasarme horas disfrutando de lo que hago y desconectada del mundo. 

De tanto en tanto va bien ;) Y estos cuadernos hacen que recuperes hábitos infantiles que se dejan de hacer por la responsabilidad de hacerse adulto. 

¡No hay que olvidar que todo creativo no debe dejar que desaparezca el niño que lleva dentro! 

Por ello me declaro fan de este tipo de práctica. 

Y tú, ¿también pintas este tipo de cuadernos?  ¡Cuéntame! :)

¡Hasta la próxima! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails